Extracción en la oscuridad: las mineras en Puebla y la opacidad gubernamental

“Hoy es crucial hablar de comunalidad. Ese concepto expresa el rechazo a un sistema que sólo es capaz de gobernar a través del despojo”, sentenció Silvia Federici durante su...

“Hoy es crucial hablar de comunalidad. Ese concepto expresa el rechazo a un sistema que sólo es capaz de gobernar a través del despojo”, sentenció Silvia Federici durante su visita a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) el pasado 26 de octubre. Mientras ella hablaba, afuera, en Tetela de Ocampo, Cuetzalan, San Felipe Tepatlán, Ixtacamaxtitlán, Tlapacoya, Pauatlán y Ayotoxco los pobladores resistían, se organizaban.

Puebla es la tercera entidad más pobre del país y tiene concesionadas 331,729 hectáreas a empresas privadas. Según datos obtenidos por el diario La Jornada, el gobierno federal ha otorgado 110 concesiones mineras para 19 municipios poblanos, 59 de las autorizaciones son para extraer oro. Entre las principales beneficiarias está Almadens Minerals, la empresa canadiense que concentra el 60 por ciento de los permisos de extracción.

Almadens Minerales cuenta con la aprobación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para realizar labores de exploración en los municipios de Ixtacamaxtitlán y Libres, los proyectos fueron titulados como “Ixtaca III ” y ” La Fruta Bis “.

Almaden Minerals y su filial mexicana Minera Gorrión llegaron hace 13 años al municipio de Ixcamatitlán, donde un letrero asegura: “En Santa María Sotoltepec, sí hay gente en contra de la mina”.

Recientemente, un estudio realizado por la organización no gubernamental PODER, concluyó que el Estado mexicano no respeta el derecho al consentimiento previo, libre e informado de las comunidades y, al contrario, reprime a quienes se organizan para defender su territorio.

Alejandro Marreros, integrante de la Unión de Ejidos y Comunidades de Ixtacamaxtitlán, denunció que la minera ha emprendido una campaña de cooptación para convencer a los pobladores de que la mina les traerá beneficios.

El maestroEduardo Morales, del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana Puebla, apunta que “cuando las autoridades no hacen su trabajo se forma un hueco, ese vacío es llenado por las empresas mineras, creándose un desvío de poder (…) Ahí es cuando la minera, mediante apoyos y regalos, empieza a dividir a la población y a utilizar el desgaste y la incertidumbre para que la gente deje de resistirse”.

En ese sentido, la periodista Aranzazú Ayala documentó que la minera ha realizado donaciones de equipo médico a la clínica de Santa María y al DIF estatal. En eventos con la esposa del gobernador poblano, Almadens Minerals entregó una máquina para realizar ultrasonidos, cinco monitores de signos vitales y sillas de ruedas.

La represión a quienes resisten, así como la campaña de cooptación a los indecisos, ha ido acompañada de una estrategia donde los datos sobre los proyectos permanecen ocultos. Activistas del colectivo Acción Directa Autogestiva (ADA), en conjunto con la organizaciones Tiyat Tlali y PODER, denunciaron que si un ciudadano desea conseguir todos los datos sobre concesiones vigentes en México, debe acudir a las oficinas de la Dirección General de Minas (DGM), que están ubicadas en la en la colonia Reforma Social de la Ciudad de México.

El horario de servicio de cuatro horas diarias (10 a 2 pm) y cada visitante puede pedir sólo cinco títulos por día. Debido a que las fotocopias y los préstamos están prohibidos, se debe pagar por las consultas o transcribir los documentos manualmente.

El monto a pagar por cada consulta es de aproximadamente 300 pesos, por lo que investigar sólo al estado de Puebla costaría 4 millones. Conscientes de que no contaban con el dinero, se conformaron brigadas de investigadores que acudían a las oficinas para copiar a mano las concesiones.

Otra forma de obtener la información es realizar solicitudes de información como entes particulares, es decir, una solicitud por cada proyecto minero que se desea conocer.

En respuesta a la solicitud de información 0001600078614, la delegación federal de la Semarnat en Puebla explicó que el portal de la Secretaría cuenta con versiones digitalizadas de la Manifestaciones de Impacto Ambiental que cada empresa presenta.

El oficio UCPAST/UE/14/577, del cual Somos el medio posee una copia, explica al solicitante que para acceder a la documentación debe:

  1. “Ingresar a la siguiente dirección electrónica: http://tramites.semarnat.gob.mx/index.php/consulta-tu-tramite
  2. Introducir la CLAVE del proyecto en el espacio que dice Ingrese el Número de Bitácora o Clave de Proyecto (21PU2013MD021): y de click en consultar.
  3. La siguiente pantalla es el Historial del Trámite; en la parte inferior de la misma en el apartado de DOCUMENTOS encontrará MIA / IP, se puede acceder a la información de dicho documento dando un click en Descargar.”

 

Siguiendo el procedimiento indicado por la Semarnat, Somos el medio buscó las Manifestaciones de Impacto Ambiental de cuatro proyectos, sólo en la mitad de los casos pudo obtener la información que supuestamente es pública, mientras que los proyectos de la Mina “La victoria” (21PU2012MD013) y “Tuligtic II” (21PU2010MD053) continúan en la oscuridad.

tiene copia de las Manifestaciones de Impacto Ambiental (MIA) presentadas antes la Semarnat para el proyecto La Fruta Bis en Ixcamatitlán. En el documento se prevé

28 20

01

Somos el Medio es un espacio informativo enfocado a derechos humanos, educación, comunidades indígenas, movimientos sociales, exclusión, cultura, migración, territorio, sustentabilidad, política y medios.
Sin comentarios

Deja tu respuesta

*

*

Relacionado a: